La directora de Turismo de Galicia visita el resultado de las obras de señalización y mejora del trazado en el Camino del Norte

Santiago de Compostela, 3 de julio de 2017

La directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, visitó los trabajos de señalización y mejora efectuados en el Camino del Norte, que este miércoles cumplirá dos años como Patrimonio Mundial de la Unesco. Las obras a lo largo de cerca de 200 kilómetros finalizaron después de meses de trabajo que hicieron de esta ruta jacobea, que cada día genera más interés, un itinerario más accesible y seguro.

La actuación en el Camino del Norte se desarrolló en 16 ayuntamientos de las provincias de Lugo y A Coruña y se dividió en tres tipos de intervenciones: la incorporación de nuevas señales que faciliten la orientación de los caminantes, la rehabilitación del trazado en aquellos trechos donde fue necesario y la mejora del drenaje, para evitar situaciones que dificulten el peregrinaje. La inversión necesaria para llevar a cabo todas ellas superó los 2,3 millones de euros.

En el campo de la señalización, se colocaron más de 900 hitos de piedra nos cuáles se indican cuantos kilómetros separan al peregrino de su meta en Santiago de Compostela. Se incorporaron también 200 conchas cerámicas con flecha en paramentos horizontales y otras 20 conchas de bronce para su correcta señalización. Como complemento, se procedió a la instalación de carteles informativos en las distintas bifurcaciones del Camino y en los trazados alternativos.

Con el fin de que el peregrino no encuentre problemas en el trazado cuando discurre por él, se llevaron a cabo labores de limpieza, desbroce y recuperación en aquellos trechos del Camino de Santiago cerrados por la vegetación. Del mismo modo, en aquellos donde se encontraba en malas condiciones, dificultando el paso, se realizó atribuirte de materiales con características semejantes a los que ya existían en la zona. Y por último, en los casos donde la pendiente de la ruta era elevada, se optó por estabilizarla con materiales que garanticen su correcta conservación en el futuro.

Un tercer eje de trabajo consistió en la mejora del drenaje. Para conseguirlo, se limpiaron las cunetas y se colocaron elementos de piedra como pasos de agua, canales, pasais y elementos de protección en los bordes del trazado, para impedir que el agua poda deteriorar el Camino.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *