Turismo de Galicia y la USC presentan el Estudio del impacto socioeconómico del Camino de Santiago

Turismo de Galicia presentó los primeros resultados del Estudio del impacto socioeconómico del Camino de Santiago, un trabajo fruto de la colaboración entre la Xunta y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). El informe revela la repercusión que la ruta xacobea está teniendo en las economías de los ayuntamientos del rural, en el empleo, en las tendencias demográficas y en otros aspectos sociales, culturales y medioambientales. De hecho, la población local ve en la peregrinación una oportunidad que contribuye a solucionar buena parte de sus problemas.

Las primeras conclusiones del informe fueron expuestas por el profesor Melchor Fernández, que dirigió el estudio junto a Dolores Riveiro, miembros del Grupo de Análisis y Modelización Económica (GAME) del Instituto Universitario de Estudios y Desarrollo de Galicia (IDEGA) de la USC y en coordinación con los técnicos especialistas del área de Estudios e Investigación de Turismo de Galicia.

Esta investigación, incluida en el Plan director del Camino de Santiago, muestra un fuerte impacto económico, un intenso impacto a escala local y la satisfacción que genera entre los residentes, que fueron encuestados como parte del trabajo de campo. Además, el informe subraya el ejemplo de sostenibilidad y medioambiental que representa el modelo de la ruta xacobea.

En el ámbito del impacto económico, el estudio revela que los peregrinos concentran el 2,3% del gasto turístico en la Comunidad gallega, pero a la vez cada uno de ellos supone el mismo impacto económico que 2,3 turistas nacionales, por la diferencia que constituye en estadía media, gasto medio y multiplicador. De esa manera, cada euro de gasto del peregrino genera hasta un 11% más de producto y hasta un 18% más de empleo. Además, un 80% volverán como turistas en el futuro.

Preguntados por la influencia del Camino de Santiago nos sus ayuntamientos, los residentes dan una valoración muy positiva, en especial para el conjunto de la población. Mayoritariamente consideran que el ayuntamiento prosperó y que los beneficios son superiores a los costes.

Los vecinos aprecian impactos económicos favorables en los ingresos y nivel de vida de sus municipios, el comercio local, las posibilidades de empleo o la actividad turística.

Además, no notan impactos negativos. Perciben que el Camino de Santiago no perjudica a otras actividades y que sus beneficios son para residentes del propio ayuntamiento.

El Camino de Santiago no genera conflictos entre los residentes, que afirman que no dificulta la movilidad ni el acceso a los diferentes servicios municipales. Tiene, asimismo, un impacto cultural positivo, sobre todo en relación a la restauración y la mejora del patrimonio. Además, los vecinos ven en el Camino de Santiago una oportunidad para conocer otras culturas.

También en lo referido al impacto demográfico los expertos de la USC concluyen que la percepción es positiva, pues contribuye al mantenimiento de la población. Aunque, en línea con la tendencia general de la Comunidad, las dinámicas son regresivas, el análisis permite comprobar que estas fueron atenuadas por la peregrinación. Además, la población vinculada y las estimaciones de población equivalente, incluyendo el peso de los caminantes, suene mostrar una huella efectiva.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *