La Xunta de Galicia hará obras de conservación en el Colegio del Cardenal, en Monforte de Lemos

La Xunta de Galicia acaba de licitar las obras de conservación en la iglesia, claustro y áreas de visita pública en el Colegio del Cardenal para solucionar las afecciones que sufre el inmueble, entre ellas solucionar las grietas provocadas en la iglesia por el célebre terremoto de Lisboa de 1755, que aunque no comprometen a la estabilidad de las bóvedas es preciso corregir. Las actuaciones se extenderán por un plazo máximo de seis meses y resolverán los principales problemas de conservación de este monumento que está en proceso de ser declarado bien de interés cultural.

Esta obra forma parte de una línea de trabajo de la Xunta de Galicia con vistas a reforzar la Candidatura del Paisaje cultural de la Ribeira Sacra a Patrimonio Universal, a un año vista de su presentación, estudio y debate en el seno de la 45ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La construcción del Colegio de Nosa Señora da Antiga se comenzó a finales del siglo XVI por iniciativa del cardenal de Sevilla don Rodrigo de Castro, para que, regentado por la Compañía de Xesús, sirviera para la educación de la comarca y de toda Galicia. Los biógrafos del Cardenal lo describen como un humanista exquisito, amante del arte y mecenas de la cultura que en un momento de su madurez decide crear una institución filantrópica en la ciudad de su infancia, Monforte, y donarle su colección de obras de arte y biblioteca.

El Colegio de Nosa Señora da Antiga, también conocido, entre otras denominaciones, como Colegio del Cardenal o Colegio de la Compañía es uno de los exponentes más significativos de la arquitectura del clasicismo herreriano en Galicia. El inmueble muestra de una forma tan clara y convincente las reglas compositivas, formales y decorativas de este estilo que supuso, en diversas ocasiones, a su adscripción errónea al propio Juan de Herrera.

Entre los espacios singulares, además de la excepcional fachada que preside el Campo de la Compañía, debe citarse la iglesia y sus retablos, así como la cúpula que cubre el crucero, la escalera monumental y sus claustros. En la misma línea, hace falta destacar también la importancia y valor cultural de su museo y el rico patrimonio mueble singular que alberga, en el que se pueden encontrar obras de artistas como El Greco, Andrea del Sarto o Francisco Pacheco, o documentos y patrimonio bibliográfico de los siglos XV y XVI relacionados con los mecenas del colegio, la Casa de Lemos y, posteriormente, la de Alba.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *